6 + 1 Consejos para NO dormirse conduciendo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

 

Ya se acerca el verano y muchos de vosotros seguramente os vais a pegar una buena paliza al volante, tanto o más como las que nos damos muchos de los profesionales del traslado de pasajeros.

Me encantaría poder colaborar de alguna manera a evitar que sucedan desgracias por causa del sueño, agotamiento o falta de experiencia en esas situaciones, en las que empezamos a darnos cuenta que la carretera es más estrecha de lo normal (sí, es por los bandazos típicos que se pegan en esa situación)

Quiero dejar claro que lo mejor siempre es parar y descansar, otra cosa es que como todos sabemos, hay veces que nos resistimos a ello o pensamos que no podemos hacerlo. Siempre hay que planificar los viajes, con las pausas que creamos convenientes.

En mi caso los retornos de vacío son muy peligrosos,normalmente es cuando se está conduciendo solo, cuando se produce la dormidera peligrosa.La buena conversación evita que nos durmamos.

Aquí van mis consejos, algunos pueden ser de sentido común y otros están basados en la experiencia que me han dado, cerca de 2 millones de kilómetros,  de ellos necesariamente los hay, en ese estado de duermevela (muy pocos en realidad, pero los suficientes para hablar en primera persona)

 

  1. Antes de hacer un viaje largo preparar el cuerpo-mente, descansando lo que se pueda, larga siesta sí vamos a viajar  de noche. Esto es de cajón, ya lo sé.
  2. El café y las bebidas energizantes tipo Redbull funcionan, pero no son milagrosas, sí estas muy cansado, te puedes pegar un susto por el sueño, aunque las tomes.
  3. Parar para dormir aunque sea una hora, siempre es mejor llegar tarde, que no llegar.
  4. Atención cuando no podamos leer bien los carteles de la autopista, o que sin darnos cuenta levantemos el pie del acelerador, hay que parar urgentemente, no se puede seguir. Hay que llegar al área de descanso más próxima y parar, esto puede ser una tortura, bajar la ventana, mojarse la cara, chillar y cosas por el estilo pueden ayudar pero el objetivo es solo uno ya;  “llegar al siguiente área de descanso”.
  5. Poner la radio con cualquier música de ritmo enérgico, (quitar la música clásica, no es su momento). Un “subidón” de Acid house o similar, puede servir para tirar cientos de kilómetros
  6. Varias veces he tenido que dar las luces a algún conductor e incluso pitarles al ver que se salen de su carril, si alguien nos hace esto; estamos en la misma situación que en el punto cuarto.
  7. Este es mi truco  y  podréis discrepar algunos, pero os aseguro que a mí me ha funcionado cuando he  tenido que pasarme demasiadas horas al volante. MASTICAR CHICLEhe pensado hasta titular el post como “el chicle salvavidas” pero como no he podido comprobar científicamente esta actividad asociada a la conducción, no he querido ponerlo de manera tajante, aunque para mí se tendría que estudiar a fondo, ya que como he dicho, a mí me ha funcionado.

Me imagino que funciona por el mero hecho, de que de alguna manera al mover los músculos se evita el caer en el letargo. El efecto es similar a la dificultad de dormirse andando o  montando en bicicleta, es posible pero difícil  ¿no creen? Ya, ya sé que no es muy académico y que no lo enseñaran nunca en las autoescuelas, pero insisto FUNCIONA.

 

Con que a alguno de vosotros le sirva de algo este post, me doy por satisfecho.

¿Y tú, que haces para combatir un “MAZAZO DE SUEÑO” conduciendo?