Influyentes de calidad

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

 

 

JESUS OBRERO en construccion

Desde mis tiempos en el instituto politécnico “Jesús Obrero”  donde tuve la suerte de caer (mi padre fue antiguo alumno) para  cursar formación profesional en la especialidad de máquina herramienta, siempre fui educado en las bonanzas de la mejora continua y del autoaprendizaje.

La técnica de aprender por ensayo-error  es lenta,  buena pero lenta y además algunas veces inevitable. Mi paso por la formación profesional reglada y académica fue un camino de rosas, siempre he sido arropado por unos tutores paternales que ademas de enseñarnos a arrancar viruta, cada vez de manera más sofisticada, en muchas ocasiones nos iban advirtiendo que el mundo laboral era diferente y nunca dejaríamos de formarnos profesionalmente, fuésemos empresarios, obreros, tecnicos o encargados.

Hubo uno de ellos que incluso nos decía que:

 

“Lo que aprendes en el torno lo podrás aplicar en la calle ligando con la chavalas….. ” esto nunca lo llegue a entender :)

 

Tras pasar por muchas experiencias laborales en empresas relacionadas con la fabricación mecánica, tornos, centros de mecanizado CNC, cadenas de montaje, control de calidad, células flexibles y  aventuras de seis meses en otros departamentos y empresas de otros sectores llegue por azar al mundo del taxi y….

Pues que los profesores y tutores estaban en lo cierto, sí tienes curiosidad y ganas de volcarte en lo que haces, espíritu emprendedor y humildad (muy importante esto último) aunque cambies de sector siempre se puede transferir mucho de lo aprendido anteriormente. Actualmente estoy dando otro giro al negocio del taxi en el que llevo desde hace casi 15 años, empujado por los tiempos que estamos viviendo o no, no lo sé. Este año vuelvo a estudiar, en este caso un curso superior relacionado con la mejora en la atención de nuestros clientes, me llevara unas 1200 horas y seguro que me inspirara nuevas ideas, contactos, momentos.

La vida es la mejor escuela, pero, nos encontramos de todo y sí somos confiados es difícil filtrar el hierro de la escoria, este que no me da buena espina, este que es un manipulador, este un mentiroso, este un gran profesional, este buena persona…. debemos colaborar, tejer nuevas redes profesionales, alianzas,  pero aprender de los errores….las relaciones humanas funcionan así.

Valga este post como recuerdo a los profesores-amigos, alguno ya desaparecido con los que coincidí en I.P.J.O. que me apoyaron, dándome los mejores consejos para mi formación integral, como persona antes que como profesional.

 

Share and Enjoy